Compartir:

              

El pregonero. Santo Domingo. -El expresidente dominicano Hipólito Mejía expresó su pesar por el fallecimiento del doctor Lee Teng-hui, considerado el padre de la Democracia de ese país.

En su mensaje de condolencias a su esposa y al pueblo taiwanés, Mejía dice “Al expresarle a Usted, junto a sus hijas Anna y Annie, mi más sentido pésame por la partida de mi entrañable amigo, quiero extender ese sentir a todo el pueblo de la República de China en Taiwán, por tan irreparable pérdida”.

Rememorando al Presidente Lee Teng-hui, expresa, “no puedo dejar de mencionar la claridad visionaria de este gran ciudadano, que no solo encaminó al pueblo de Taiwán por la irreversible ruta de la vida democrática, sino que sembró la simiente del reconocimiento de su identidad intrínseca y de la riqueza de su diversidad cultural”.

A CONTINUACIÓN, EL TEXTO ÍNTEGRO DEL MENSAJE DEL EXPRESIDENTE HIPÓLITO MEJÍA.

Santo Domingo, R.D.

31 de julio de 2020

Señora Tseng Wen-hui

Ex Primera Dama de la República de China (Taiwán)

Sus manos. –

Distinguida Señora Tseng:

Con mucha tristeza he recibido la noticia del reciente fallecimiento de su distinguido esposo y muy querido amigo nuestro, el Ex Presidente de la República de China en Taiwán, Doctor Lee Teng-hui.

Al expresarle a Usted, junto a sus hijas Anna y Annie, mi más sentido pésame por la partida de mi entrañable amigo, quiero extender ese sentir a todo el pueblo de la República de China en Taiwán, por tan irreparable pérdida.

Rememorando al Presidente Lee Teng-hui, no puedo dejar de mencionar la claridad visionaria de este gran ciudadano, que no solo encaminó al pueblo de Taiwán por la irreversible ruta de la vida democrática, sino que sembró la simiente del reconocimiento de su identidad intrínseca y de la riqueza de su diversidad cultural.

En mi caso particular puedo señalar que me sentí altamente distinguido por su amistad. Su visión política del mundo la hice mía, tanto en el discurso como en la práctica, recibiendo, al igual que el Presidente Lee, los embates de algunos y el reconocimiento solidario de otros muchos, dejando al inevitable juicio de la historia la huella de nuestra participación en el difícil y delicado escenario de la política.

Al reiterarle mis sentimientos de pesar por el fallecimiento de su muy ilustre esposo, hago provecho de la ocasión para manifestarle las muestras de mi alta consideración y estima.

Atentamente,

Hipólito Mejía.

Compartir:

              

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *