Compartir:

              

Por Ramón Mercedes

Nueva York.- Por acciones sencillas que cometen involuntariamente ciudadanos en esta ciudad, han traído como consecuencia respuestas violentas en contra de ellos, según reportes divulgados por la policía neoyorkina.

Tales son los casos de un joven conductor hispano en Queens, que golpeó repetidamente a una mujer de 69 años. Este hecho se produjo en la novena avenida, cuando la víctima al desmontarse de un taxi con varios paquetes, y el agresor no pudo pasar con su carro por algunos minutos, ya que la vía se mantuvo bloqueada.

De inmediato, el conductor dirigió varios insultos contra ellos, y la envejeciente le contestó. La disputa rápidamente se convirtió en una confrontación física, que fue captada por una cámara de vigilancia.

Las imágenes muestran a la mujer dejando su bolso cerca de la acera, mientras ella y el hombre, todavía en su vehículo, continúan intercambiando palabras. De repente sale y la golpea, mientras ella levanta la mano para protegerse de los golpes, luego la empuja hacia atrás y cae al suelo, sufriendo hematomas. El malvado se marcha. Es perseguido por la policía.

Mientras, en Brooklyn, un afroamericano sustrajo un paquete de galletas en una bodega, ubicada en el 1717 de Broadway, y al salir del negocio sin pagar, un empleado trató de detenerlo y exigirle que pagara, y en ese momento el delincuente sacó una pistola exigiéndole dar marcha atrás para no darle dos plomazos.

El malhechor llevaba un jacket negro con un atuendo marrón en la cabeza. Es perseguido por la uniformada.

En El Bronx, un hombre iba con su pareja y al pasar próximo a varios jóvenes en el sector de University Heights, lanzó la colilla del cigarrillo al suelo, cayendo cerca de los pies de uno de los jóvenes, que dio motivo a una discusión y luego el señor fue asesinado a balazos. 

Compartir:

              

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *